¿Qué compran los Ricos, que los Pobres no?

Hoy vamos a hablar acerca de qué compran los ricos que la clase media y los pobres no compran. Y es que es habitual ver cómo en las redes sociales, la gente rica, la gente adinerada, los acaudalados, muestran sus caros relojes, sus jets privados, sus estancias en viajes lujosos, viajes de ensueño. Eso, damas y caballeros, es lo que la gente ve que los ricos tienen, pero no es haciendo esas compras como llegaron hasta ahí.

¿Qué es lo que los ricos compran realmente?

Compran activos, algo que la clase media no compra. Si has leído Padre Rico, Padre Pobre de Robert Kiyosaki, lectura 100% recomendada, sabrás cuál es la diferencia entre un activo y un pasivo. Igual te la detallo a continuación:

  • Un activo es algo que pone dinero en tu bolsillo.
  • Un pasivo es algo que quita dinero.

Un activo es algo que te hace ganar dinero y un pasivo es algo que te hace perder dinero o simplemente no te aporta nada.

El pasivo es un mero capricho que simplemente ha hecho un agujero en tu bolsillo por ese pago inicial que has hecho por él. Y hoy vamos a ver algunos ejemplos de activos. Todo el que me sigue ya sabe que mis activos favoritos son los activos que te generan cash flow, los que te generan renta mensual. Ejemplos de activos como estos pueden ser:

  • Inmuebles que alquilas.
  • Negocios rentables, como franquicias.
  • Inversiones en Fondos Indexados.

Estas tres cosas, en cuanto las adquieres, ponen dinero en tu bolsillo de forma recurrente. Esos son activos de renta, son activos de cash flow.

Ejemplos de pasivo es todo lo contrario, los más comunes son:

  • Un coche.
  • La casa en la que vives.
  • Un televisor.

Igual no es algo que te quita luego dinero de forma recurrente, más allá de ser grandes en bolso inicial, eso ya lo convierte en un pasivo.

Pero lo peor de todo es que luego encima te hace consumir tiempo, que es mucho más importante que el dinero, tiempo que podrías seguramente estar dedicando a cosas mucho más productivas.

Es que cuando echas un ojo a los balances, a los estados financieros de la clase media y la gente que no prospera, te das cuenta de que tiene muy, muy pocos activos. Están plagados de pasivos, de obligaciones y de deuda mala pero muy pocos o ningún activo.

La gente que consigue prosperar económicamente en la vida compra activos primero y son sus activos los que compran sus caprichos.

Esa es una frase que utilizamos mucho en esta comunidad:

Haz que tu activo compre el capricho.

Los caprichos no son malos, para nada, solo que debes comprarlos de la forma correcta si no quieres mantenerte quebrado. Y vamos a ver 3 ejemplos sobre ello.

¿Cómo comprar tus caprichos correctamente?

Caso 1: Te encanta ver la televisión, te encantan ver las películas, perfecto, quieres un televisor. Es un pasivo en toda regla. Además quieres uno bueno. ¿Qué es lo que puedes hacer en lugar de soltar esos 1000 o 1500 o incluso 2000 euros que te puede llegar a costar ese televisor que tanto quieres? Muy sencillo:

Buscas un proveedor que te financie sin intereses.

Hoy en día los hay a patadas. Compras unos cuantas cripto o genera un negocio rentable que son activos al alcance de cualquiera y que van a pagar ese capricho por ti todos los meses y aún te sobrará dinero que vas a poder poner a trabajar, o que vas a poder destinar a otras cosas. De hecho es gracioso porque justamente es un hecho verídico, real. Nosotros ahora necesitamos un nuevo televisor para la casa nueva en la que vamos a vivir, que estamos reformando ahora. Y mi mujer vino ayer y me enseñó uno que estaba de oferta en el Black Friday, un televisor, que las valoraciones eran buenísimas, dijimos «bueno, pues habrá que comprarlo», 5 Kuais harán que ese televisor sea nuestro. Esos 5 Kuais van a pagar el televisor por nosotros y realmente vale lo mismo. Pero hay una diferencia tan grande entre hacer las cosas de una forma y hacerlas de otra. A mi un televisor perfectamente me dura 12 o 15 años, no es algo a lo que yo le dé importancia. ¿Pero qué es lo importante aquí?, ¿Qué es lo poderoso aquí?. Una vez el televisor esté pagado o esté amortizado, el activo sigue trabajando para mí, llenando mi bolsillo cada día.

Esa es la diferencia y es una diferencia abismal, compro un activo que va a pagar mi capricho y que va a cuidar después de mi.

Caso 2: Lo mismo pasa con los coches, te doy mi ejemplo otra vez. Compramos un BMW hace un año o así, más o menos. No es un coche de ultra lujo, ni lo necesito. Nosotros buscamos un coche familiar en el que cupiésemos todos con un maletero grande, que fuese muy seguro y además que fuese de calidad para que nos durase ya años. No es algo a lo que, de nuevo, yo le dé mayor importancia, como para estar cambiándolo sin más todos los años.

Teníamos un coche y un coche bueno, sin ser ostentoso ni mucho menos. Decidí que mi negocio de inmuebles de alquiler para pisos de estudiantes, que la renta mensual que dejaba ese piso, pagase la letra o cuota de ese coche y además todavía sobrase dinero para poner a trabajar, para ayudarnos a seguir escalando. Al final la cantidad tampoco es muy alta, incluso unos Kuais hubieran bastado también. Si me cansase de ese coche por lo que sea o tuviese que cambiarlo por fuerza mayor, como por ejemplo tengo dos hijos más, lo que sea y ya necesitas un monovolumen y hay que vender ese coche, el activo, ese piso o apartamento que te mencioné, sigue trabajando para mí. Me ayudará a comprar el siguiente coche y cuando esté amortizado seguirá cuidando de mí.

Caso 3: Y ha sido también mi negocio de alquiler para estudiantes el que ha financiado el piso en el que vamos a vivir, en ese hogar que estamos construyendo. Es el capricho más caro que podía tener. No, no soy de esas personas que cae en el error de que piensa que un piso que compras para vivir es un activo: es un pasivo, es un capricho en toda regla que además te va a lastrar económicamente durante toda tu vida o grandísima parte de ella si no lo financias de la forma correcta.

¿Y cómo lo haces? Comprando un activo primero que pague tu capricho.

Es que otro error que comete la gente continuamente la clase media, y gente que no prospera económicamente es el de empezar a ganar dinero, algo de dinero y piensan:

«¡Oye!, me lo merezco, quiero eso, para eso trabajo» y corre a gastárselo corriendo en ese coche nuevo o ese relojazo solo para alimentar su ego.

Lo hacen para sentir que la gente puede ver que es una persona a la que le va de maravilla. Eso es un error.

«¡Oh cuánto dinero gana!» diría el vecino. Pero ¿sabes qué?, ¿sabes cuál es la realidad?.

Eso no te hace más rico. Eso te hace mucho más pobre y además te deja con un pasivo que mantener cuando estás ganando el mismo dinero que antes.

Vas a ir mucho más apretado y además te va a tocar empezar de cero con todo ese dinero que habrías conseguido ahorrar, conseguido apartar cuando podrías haberlo gastado en un activo que te hubiese ayudado a crecer y a escalar.

Mis consejos: Ten disciplina, ten paciencia, un poquito de constancia, contrólate. Compra primero el activo y compra con él el capricho.

Construye primero el portafolio que inunde tus bolsillos y obtén la recompensa después, o lo que pasará es que seguirás quebrado, te mantendrás pobre. Solo este cambio de mentalidad tan sencillo, tan pequeño, literalmente cambiará tu vida y te hará prosperar. Compra todos los caprichos que quieras, de verdad no son malos, para eso es la vida para disfrutar. Pero no los pagues tú, haz que lo paguen tus activos, que luego se quedarán trabajando para ti, cuidando de ti, una vez que los amortizas, una vez que los vendas, los regales lo que quieras. Esa es la forma inteligente, económicamente hablando, de actuar.

Así que damas y caballeros espero les sea de ayuda mi contenido de hoy. Por favor, compartirlo con la gente y crean que puede ayudarle. También aprovecho para invitarte a leer mi PDF gratuito “Los 4 pasos hacia tu libertad financiera” y te dejo aquí abajo el video completo sobre el tema que vimos hoy, por si prefieres este formado.

¡Un abrazo a todos!

¡Comparte!