Los 4 mitos del dinero. ¡Identifícalos!

Hoy abordamos en este artículo los 4 mitos financieros que considero retienen a la gente, a la hora de prosperar económicamente. Algunos te sorprenderán.

Mucho hemos hablado en este blog y en mi canal de Youtube acerca de cómo la inflación, por ejemplo, está acabando con la clase media, haciendo que los ricos cada vez sean más ricos, porque invierten en activos en lugar de aguantar o holdear ahorrar en cash – que pierde poder adquisitivo día tras día debido a la impresión masiva de dinero – y cómo los pobres son cada vez más pobres, porque la mayoría no tiene educación financiera suficiente como para ahorrar más de lo que gastan. Y todos aquellos que sí que consiguen ahorrar más de lo que gastan, mantienen sus ahorros en cash, aplicándose mi idea de que «los ahorradores son perdedores» y «el dinero parado es basura«.

Si bien es cierto que información como ésta es más accesible que nunca, y en todas mis plataformas hablamos de ello de formas muy distintas, coloco especial énfasis tanto en Youtube como en Instagram donde intentamos brindarte ésta información de una manera sencilla para que aprendas, para que te formes y seas capaz de tomar acción y prosperar, porque recuerda que la información no es poder, sino lo que haces con ella.

Por eso es muy importante que lo que aprendas aquí luego vayas y lo transformes en acciones que te permitan crecer financieramente hablando.

Pues igual que la información también está accesible para todos más que nunca, también lo está la mala información o la desinformación o la información errónea. Así que es por eso que hoy quiero que conozcas estos 4 mitos financieros que suelen estar en boca de todos, pero en mi opinión, también limitan a la gente a la hora de prosperar económicamente. Así que espero que después de leer este blog puedas identificarlos, puedas apartarlos y así avanzar y crecer. Vamos allá.

Mitos financieros.

1.- Trabaja muy duro.

El primer mito financiero es este de «déjate la piel, trabaja duro, echa horas extra, trabaja más horas hasta que desfallezcas y luego echa dos más». Piénsalo, si trabajar duro fuese la clave del éxito ¿por qué no son millonarios los recolectores de naranjas o los albañiles? Yo con 15, 16, 17 años, recogí naranjas, recogí melón, cargué con contenedores de muebles de 40 pies día tras día y te aseguro que se trabaja muy duro, y llegas todos los días a casa con dolor de pies, dolor de manos, dolor de espalda, callos en las manos, llegas destrozado.

Trabajas muy duro y la realidad es que millones de personas que realizan este tipo de trabajos o trabajos como cajeros, asistentes, barrenderos, camareros, (ojo, todos estos trabajos muy dignos y necesarios) pero millones de estas personas no ganan lo suficiente como para tener una vida cómoda. Y trabajan muy duro, te aseguro que trabajan muy duro.

Si el secreto del éxito fuese trabajar duro, mucha más gente sería rica y llevaría seguramente una vida mucho más a su gusto. Y no es así.

La cuestión aquí es que la gente no entiende que el dinero tan solo es una medida del valor que tú aportas al mercado. Si aportas más valor, ganarás más dinero, es así de sencillo. Si eres capaz de solucionar mayores problemas, problemas más grandes, vas a ganar más dinero.

Si preguntas a la mayoría de la gente que cómo podrías ganar más dinero, para que te aconsejen a ver qué te pueden recomendar, la mayoría te va a decir trabaja más duro o trabaja más horas, busca un segundo empleo o un tercer empleo. Te volverás loco desempeñando tareas muy distintas y al final tus resultados van a venir de la misma forma que tu enfoque: diluido.

Métete en la cabeza que si sigues desempeñando tareas de 7 euros la hora, eso es lo que vas a obtener a aparte de un cansancio y un agotamiento increíbles. Pero hoy quiero invitarte a que te hagas estas preguntas:

  • ¿Qué tal si en lugar de eso incrementas el valor que puedes aportar durante esas horas que trabajas?
  • ¿Qué tal si aprendes a solucionar problemas mayores, más grandes?
  • ¿Qué tal si te dedicas a aprender nuevas habilidades, obtener mayor conocimiento que te permitan aportar más valor al mercado y que te permitan crecer?

Recolectar naranjas es un problema relativamente fácil de solucionar, al igual que barrer las calles, prácticamente cualquiera puede hacerlo, es una realidad, por lo que siempre va a haber un exceso de oferta para ese tipo de trabajos, para los que hay mucha demanda porque cualquiera puede hacerlos. Y estos trabajos no te van a pagar mucho.

En cambio, por ejemplo, un consultor de empresas que ayuda a instituciones a generar campañas de marketing exitosas que le ayudan a vender mucho más, es algo mucho más difícil de conseguir. Por lo tanto, aporta mucho más valor. Es un trabajo mejor remunerado. Así, con estos ejemplos puedes entender cómo van las cosas.

El dinero va totalmente ligado al valor que aportas al mercado y no tiene nada que ver con las horas que trabajas o cuánto te esfuerzas en esas horas que trabajas.

Así que céntrate en incrementar tus habilidades, tus conocimientos y en el valor que puedes aportar a las empresas para las que trabajas, o a las horas que dedicas en tus propios negocios. Y así vas a ver cómo tus resultados aumentan y en consecuencia tus ingresos, que van a verse muy afectados por ello de forma positiva. Así que vamos al mito número dos.

2.- Empieza un negocio propio.

Aquí te presento el segundo mito. Estamos todos acostumbrados a ver, y más hoy en día en redes sociales, todas esas vidas lujosas de esos emprendedores exitosos: esos viajes, esos coches, esos hoteles de lujo, esos relojes, esas casas. Es muy fácil verlos y decir: yo también quiero esa vida de lujo, yo también quiero vivir así.

Permíteme que te diga que si eres de las personas que cuando les ves piensa así, hay mucho detrás de ello y probablemente hoy te corte un poco el rollo. La mayoría de las personas no están preparadas para empezar un negocio, no lo están. La gran mayoría de la gente que quiere arrancar un negocio lo hace por uno de estos tres motivos:

  • Quiere más dinero.
  • Quiere más libertad.
  • Quiere más tiempo libre.

Y ese es el gran problema, que la mayoría de emprendedores no son emprendedores, son empleados con un arrebato de emprendedurismo. Son gente que simplemente quieren escapar de su empleo. ¿Cuál es la mentalidad de ellos? Aquí te detallo:

  • Voy a despedir a mi jefe.
  • Me lo monto por mi cuenta.
  • Estoy harto de todo esto.
  • Seré mi propio jefe.

Y monta un negocio pero siguen con la mentalidad de empleado cuando lo monta. Y eso es un problema porque normalmente eso te lleva, en el cuadrante del flujo del dinero de Robert Kiyosaki que te recomiendo leas o conozcas en este vídeo, del cuadrante del empleado al cuadrante del autónomo y eso te convierte en un auto esclavo.

Sigues trabajando por dinero, sigues intercambiando horas en un trabajo lineal por un ingreso lineal por dinero, horas por dinero. La diferencia entre un empleado y un autónomo es que seguramente lo que tenga es muchas más responsabilidades. Pero no es libre ni tiene más dinero ni tiene tiene más tiempo libre y ni tiene más libertad. Y ese es normalmente el saltito que dan de empleados a autónomos toda esa gente que intenta montar un negocio sin realmente estar preparada, pensando que esto va a ser un camino fácil. Así que permíteme recalcar esta insistencia.

Un negocio no te dará más tiempo libre, te dará mucho menos tiempo libre. Un negocio es como un bebé, debe alimentarse, debe ser atendido constantemente y cuidarse.

Puede que tras muchos años de trabajo duro y una mentalidad empresaria o emprendedora real, puedas acabar apalancado algo de tu tiempo pero al principio vas a verte haciéndolo todo. Vas a hacer tú la contabilidad, vas a buscar tú los clientes, vas a buscar todos los proveedores, vas a hacer tú los cierres, vas hacerlo todo, incluso el transporte vas a hacer.

Tienes menos tiempo libre, no más. Y si ya eres un emprendedor, estarás asintiendo con la cabeza en este momento. Sabes que nuestro trabajo, nuestro emprendedurismo al final es 24 horas al día, aun cuando se supone que no estás trabajando, no puedes desconectar. Estás todo el rato pensando en lo que hiciste bien, lo hiciste mal, «¿cómo puedo mejorar esto?», no dejas de darle vueltas a las cosas. Entonces, por favor, acabemos con este mito financiero.

Montar un negocio no es para todo el mundo. Si quieres el camino fácil, créeme, busca un empleo, ese es el camino fácil.

Recuerda que simplemente tienes que aportar más valor en tu empleo pero ese es el camino fácil, no montar una empresa. Vámonos con el mito financiero número 3.

3.- Ingresos pasivos.

Este tercer mito sorprenderá a algunos seguramente. Me gustaría que de verdad entendieseis bien este concepto porque en todas mis plataformas usamos mucho el concepto o las palabras ingresos pasivos. Pero hablo de ello sabiendo exactamente a lo que me refiero, y seguramente tengamos que reacuñar ese término porque creo que tiende a confundirse la realidad o la positividad de esto, cuando realmente muchas veces podría tener una connotación negativa.

El problema es que se usa mucho porque seguramente hayáis visto o hayáis leído muchos libros de educación financiera, sobre todo de los años 2000 para adelante. Muchos habréis leído esos libros en los que te dicen que te enfoques en los ingresos pasivos. De acuerdo a ellos, el enfoque errado es que con los ingresos pasivos el dinero o la rentabilidad llega en piloto automático a tus bolsillos mes tras mes y que hagan que puedas despreocuparte de todo y retirarte.

Las compañías de marketing multinivel, por ejemplo, utilizan mucho este concepto de ingresos pasivos para vender, son su herramienta número uno de marketing. Es un modelo de distribución. Trae solo dos personas y túmbate a beber daiquiris en la playa.

Ese es muchas veces el spin de venta de ese modelo de distribución basado en los ingresos pasivos. Y ese damas y caballeros, es posiblemente el motivo por el que el 95 por ciento de las personas que arrancan un negocio de marketing multinivel. Qué casualidad que realmente es prácticamente el mismo porcentaje de negocios de pequeñas y medianas empresas que a los tres años está cerrada.

Bien, ahí regresamos al mito Nº2, que el 95% de los negocios pequeños que se montan se montan con mentalidad de empleados y se acaban cerrando. En el marketing multinivel pasa lo mismo, el 95% de la gente no gana dinero porque entran con esa mentalidad de ingreso pasivo y se centran en el ingreso pasivo. Y se creen que van a llegar aquí y van a traer a 2 personas a su negocio y se van a tumbar a beber daiquiris en la playa.

El ingreso pasivo mal interpretado, es una mentalidad de empleado, es que te den dinero por nada, ganar dinero sin hacer prácticamente nada. Ahí está el error.

La realidad es que el 5% de las personas que vive del marketing multinivel o el 1% de esas personas, que hemos obtenido grandísimos resultados en esta maravillosa industria, este magnífico modelo de distribución, nos hemos dejado la piel, nos hemos dedicado a trabajarlo. Para mantener esos ingresos pasivos, en el marketing multinivel desde mi experiencia tenemos que:

  • Estar siempre ahí al pie del cañón haciendo nuevas presentaciones.
  • Formando nuevos líderes.
  • Atrayendo nuevos clientes.
  • Vendiendo constantemente.
  • Haciendo viajes.
  • Haciendo conferencias.
  • Aprendiendo e investigando para ustedes
  • Y una larga lista que sigue.

Hay que estar ahí trabajando constantemente, por eso creo que hay algo erróneo al nombrar así este concepto, el ingreso pasivo. Fíjate que si tú acuñas como pasivo a cualquier otra área de la vida normalmente es un término negativo, no funciona en otras áreas.

Imagínate que quiero ponerme fuerte, quiero ponerme en forma, voy a ir al gimnasio hacer unos ejercicios pasivos, no funciona, por eso no todo el mundo tiene abdominales. O igual que si tú quieres tener una relación con tu pareja saludable, buena, que prospere, no vas a ir y vas a decir voy a ir a tener unas citas pasivas, voy a ir a tener una cena con mi pareja pasiva, voy a dejar que ella me hable y voy a estar así, imagínate no tiene sentido.

El término pasivo es muy peligroso si no se utiliza o se entiende como toca, y se utiliza como obtener algo por nada y eso no funciona así. Todo requiere trabajo, hasta las más comunes ideas, las más famosas ideas o cuestiones que están relacionadas con los ingresos pasivos como las acciones, la venta de productos online, los alquileres de inmuebles, el staking cripto.

Tienes que estar encima de una manera o de otra y ahora voy a profundizar en esto.

¿Por qué debes estar trabajando tus ingresos pasivos? Porque los mercados pueden cambiar, los productos pueden volverse obsoletos, los inquilinos pueden dejar de pagar, las cripto en las que haces staking se pueden caer.

Así que por eso creo que deberíamos reacuñar este peligroso término «ingresos pasivos» y cambiarlo por otro que es «ingresos apalancados«.

Esa es la clave, los ingresos apalancados.

La verdad es que representa muchísimo más a la realidad de lo que se supone que son los ingresos pasivos. Pero te preguntarás: ¿Qué son los ingresos apalancados?

Los ingresos apalancados son aquellos que generas utilizando los recursos, el tiempo o el dinero de otras empresas o personas.

Te apalancas de ello, por ejemplo, cuando contratas a empleados para que te gestionen esos inmuebles o para que lleven esas páginas de venta online tuyas, ahí te estás apalancado de trabajo humano de otros humanos, de otro tiempo humano.

Cuando por ejemplo accedes a crowdfunding para fundar tu nueva empresa o adquieres una hipoteca para comprar un piso, este se va apalancado financieramente del dinero de otras empresas o personas. Esos son ingresos apalancados y eso se ajusta más a la realidad.

Ingresos pasivos implican dinero por cero esfuerzo, cero trabajo, nada por nada. En cambio, ingresos apalancados implican dinero o resultados por el trabajo de otros, los recursos de otros o dinero de otros.

Así que ten cuidado con no confundir estos conceptos y si usas el término ingresos pasivos , por lo menos, ahora ya que has escuchado esto, entiende tú la diferencia y no caigas en el error de creer que los ingresos pasivos son ingresos que consigues por nada, porque no es así, no existe el dinero por nada, siempre tiene que haber una contrapartida de valor y con eso nos vamos al mito número uno, más valor más resultados. El ingreso apalancado ofrece un valor para obtener los ingresos, el ingreso pasivo no ofrecería nada por obtenerlos, así que por favor, espero que esto te quede claro. Nos vamos al último mito financiero, el Nº4.

4.- Libertad financiera.

Este también quizás puede que te choque un poco, libertad financiera. Dice Robert Kiyosaki que para ser financieramente libre necesitas al menos 7 fuentes distintas de ingresos y la verdad es que puede parecer descabellado, pero creo que se acerca bastante a la realidad de lo que se necesita, porque en el caso de no tener esas 7 fuentes de ingresos distintas y bien diversificadas, la libertad financiera desaparece.

Ese poder hacer lo que quieras cuando quieras sin tener que preocuparte nunca más por nada, ese concepto de libertad financiera normalmente es una ilusión, porque la realidad es que tendrás que tener un par de negocios o inversiones que trabajen en automático, después de un trabajo duro obviamente, que traigan dinero a tu bolsillo todos los meses.

Que un negocio, activo apalancado o lo que se le parezca te de libertad financiera hoy, no significa que te vaya a dar libertad financiera mañana.

Las cosas cambian:

  • Los mercados cambian.
  • Los gobiernos cambian.
  • La política cambia.
  • Todo cambia.

Veamos unos ejemplos clarísimos que seguramente tengáis en mente porque son casos conocidos:

El tema de la energía solar. Los paneles solares en España hace 10 años era súper rentable montar huertos solares, súper rentable porque el Gobierno te subvencionaba todo, toda la compra de energía. De repente eso cambió, se pusieron un montón de impuestos y toda la gente que había puesto tantísimo dinero ahí a trabajar empezó a ver cómo su rentabilidad era basura. Es cierto que ahora diez años después vuelve a ser un poco más rentable, ¿por qué? Porque el coste de producción de instalar esas redes de placas solares ha bajado mucho entonces vuelve a ser rentable, pero la verdad es que el día de mañana nadie te dice que el gobierno no nos volverá a aplicar grandes impuestos o que te pagarán la energía mucho más barata y que deje de ser rentable.

Ejemplo claro: Netflix vs. Blockbuster.

Otro ejemplo de cómo la libertad financiera puede desaparecer de un momento a otro es el caso de Blockbuster o los videoclubs ¿Qué pasó?, ¿Cuántos videoclubs ves hoy en día?, ¿Qué pasó cuando Netflix llegó? La inmensísima cadena de videoclub Blockbuster se fue al garete y prácticamente de la noche a la mañana, ¿quién le iba a decir a ese dueño de ese negocio o accionistas – que tenían un imperio tal, que tenían libertad financiera no, lo siguiente – que de la noche a la mañana su negocio iba a morir?.

Las cosas cambian, las tendencias cambian, todo cambia.

Los bajos comerciales, otro claro ejemplo. Hace 10 años, 20 años, 40 años, tener un bajo (local) comercial en cualquier parte de cualquier pueblo, tener un bajo comercial era un negociazo. Hoy en día, cada vez va más en decadencia total, sobre todo desde la pandemia del covid, ves la mayoría de bajos cerrados pero es que la tendencia va a seguir así porque ya casi todo se vende online.

Ya no necesitamos prácticamente espacios físicos, muchos trabajamos desde casa, es una tendencia muy clara y el que tiene bajos comerciales que no están en el centro o lugares de muchísimo paso seguramente vea cómo va a pasarlo mal con esas inversiones que hizo en su día.

Cosas más virtuales, por ejemplo Google Adsense yo me acuerdo hace unos años, ya hará bastantes años que intenté ganar dinero montando blogs y trabajar con Google Adsense el tráfico. Eso era un negociazo ultra pasivo, la gente se dedicaba a hacer blogs en un día o dos y ya tenían un activo de lujo. Eso duró un año, Google no es tonto, lo banneó todo. ¿Pero qué pasó con esa gente que ganaba miles y miles de euros al mes con eso o vendiendo eso? Se fue al garete.

Todas las inversiones tienen riesgo, todos los negocios tienen riesgo y lo que te da libertad financiera hoy puede no darte la mañana. Cualquier cosa puede pasar a darte nada el día siguiente.

Bienvenida la confianza financiera.

Asi que realmente, en lugar del término libertad financiera, prefiero el término que utiliza mi mentor Dan Lok y que comenté brevemente en la entrevista que me hizo Malik en la que se habló de conceptos muy importantes, donde comenté que prefiero el término «confianza financiera«. A eso es a lo que tienes que aspirar, no la libertad financiera, sino la confianza financiera.

Confianza financiera significa tener las habilidades y el conocimiento necesarios para hacer dinero.

Saber que posees esos conocimientos que te pueden hacer ganar dinero en cualquier circunstancia, en cualquier momento. Eso te hace no tener miedo a los cambios. Eso te hace que te dé igual lo que pase. Te da la posibilidad de tener que empezar de cero si lo necesitas, sabiendo que vas a triunfar igual.

¿Qué ganas con la confianza financiera?

  • Te da seguridad real.
  • Te da confort.
  • Te da tranquilidad.
  • Te da posibilidad de pensar nuevos negocios.
  • Te da tiempo para crear.

Y eso se consigue obteniendo o adquiriendo habilidades que te paguen bien lo que se llama un «high income skill». Pueden ser habilidades en ventas y en cierres, pueden ser copywriting, hay muchos ejemplos. Me gusta tanto este concepto ya que estoy trabajando de la mano de Dan Lok y estoy creando contenido concreto acerca del qué es el «high income skill» y te daré muchos ejemplos para que puedas entender esto.

Estos son los 4 mitos financieros damas y caballeros. Y ahora que los conoces espero que puedas cogerlos, puedas interiorizar bien lo que hemos visto hoy.

Compártelo por favor con quien creas que pueda serle de ayuda, porque son cuatro mitos que de verdad creo que retienen a la gente de prosperar, la retienen porque cometen errores pensando que son reales y son mitos. Así que estúdialos, interiorízalos y aplica todo el conocimiento que aprendes aquí conmigo.

Espero que toda esta información que ponemos a tu disposición te ayude a crecer, te ayude a prosperar económicamente hablando. También aprovecho para invitarte a leer mi PDF gratuito “Los 4 pasos hacia tu libertad financiera” y te dejo aquí abajo el video completo sobre el tema que vimos hoy, por si prefieres este formato.

¡Un abrazo a todos!

¡Comparte!