Las 3 Destrezas del Dinero que debes masterizar si buscas el éxito económico

Hoy quiero hablaros acerca de las tres destrezas del dinero que debes masterizar si lo que quieres es éxito económico y, sobre todo, si quieres vivir sin miedo al dinero. Como siempre, te dejo este contenido en formato vídeo al final del artículo por si quieres echarle un vistazo.

Antes de seguir es importante que te hagas las siguientes preguntas: ¿Necesitas dinero? ¿Quieres dinero? ¿Reconoces querer dinero?

Hay mucha gente que debe dejar de mentirse a sí misma sobre estas preguntas. Deja de mentirte, ¿de verdad te sientes orgulloso de pensar que no necesitas dinero o de creer que no necesitas dinero? Eso yo lo llamo arrogancia. Es un pensamiento que nos viene de una época en la que nuestros padres o nuestros abuelos leían la biblia, donde se hablaba de la eterna humildad.

Debes tener en cuenta que aquello que has conseguido lo has hecho por que fuiste y lo hiciste. Lo que tienes, lo tienes gracias a tu esfuerzo, tu perseverancia, tu tesón, tu constancia, tu determinación, no te viene nada por arte de magia. Dios no va a venir y conseguir el dinero para ti, no va a caerte el dinero del cielo, no puedes rezar y pedir a Dios que te ayude con un presupuesto, ya que no es un asesor financiero, no es su trabajo y tiene otras muchas cosas que hacer mucho más importantes.

De las cosas materiales, te ocupas tú y solamente tú, y aunque no te guste, te encuentras en un mundo que se mueve por el plano financiero. La necesidad por el dinero es tan real como la gravedad; es tan cierto que no puedes volar como que necesitas dinero para vivir; es tan cierto que si saltas de un árbol te vas a caer como que necesitas comida y tienes que pagar por ella. Si entras en una frutería y coges una manzana y te la intentas llevar, el frutero te va a parar y te va a pedir que pagues por esa fruta y si no lo haces, te echará de su tienda. Con esto solo quiero que te des cuenta que esto es la realidad, te guste o no, necesitas dinero para vivir.

Para vivir necesitas conocer las tres destrezas del dinero, las cuales debes masterizar para vivir tranquilo y en paz.

1. Aprende a conseguirlo

La primera destreza del dinero que debes masterizar es aprender a conseguirlo. Esto, en mayor o menor medida, casi todo el mundo lo aprende, consiguiendo más o menos capital, pero prácticamente todo el mundo acaba apañándose de una forma u otra.

La pena es que muchas veces la mayoría acaba haciéndolo con trabajos en los que no disfruta, trabajos que se encuentran en el cuadrante izquierdo del Cuadrante del Flujo del Dinero, de Robert Kiyosaki, en el cual se trabaja por dinero. En ellos intercambias horas de tu tiempo por dinero y si dejas de trabajar, dejas de cobrar.

En muchas ocasiones, la gente incluso está estudiando durante 5 o 10 años para acabar en un empleo que los tiene esclavizados, que los tendrá atados de por vida y que, sobre todo, no les permitirá conseguir más de lo que de verdad importa, que es el tiempo.

Ganando dinero de cualquier forma, si luego aprendes a masterizar de la forma correcta las destrezas número dos y número tres, y sabes, sobre todo, encauzar este “aprende a ganarlo” cuando lo tienes en la dirección correcta, al final más o menos puedes salir del hoyo, si es que consideras que estás en uno.

2. Aprende a Conservarlo

La destreza número dos es aprender a conservar el dinero, a no derrocharlo. Por ejemplo, Floyd Mayweather o Mike Tyson, ambos boxeadores, son dos claros ejemplos de personas que tienen perfectamente masterizada la destreza número uno: saber conseguir el dinero.

Aprende a conservar el dinero.

Sin embargo, patinan en la número dos, la cual no tienen dominada. Son dos personas que saben ganar decenas de millones de dólares al año o han sabido ganarlos, pero conforme les llegaban, se les iba. No les duraba nada el dinero en sus manos.

Esto desgraciadamente es un problema muy generalizado. La gente gasta lo que gana, vive gastando lo que gana; si ganan 2.000 euros, gastan 2.000 euros, si ganan 4.000 euros, se aseguran de aumentar el gasto para aumentar el nivel de vida y acabar gastando esos 4.000 euros y esto ocurre con cualquier cifra que puedas imaginar. Hay gente que gana 100 o 200.000 euros al año, y se los gasta todo; y la pena es que la mayoría de personas llega al final del año y, más allá de que no tenga ni un céntimo ahorrado, han incurrido en deudas.

3. Aprende a Multiplicarlo

La tercera destreza es aprender a multiplicar el dinero. Hay gente que, por la razón que sea, tiene dinero y como no sabe multiplicarlo y, al no tener adquirida esta destreza, se vuelve un tacaño. Lo tiene todo pagado, el coche, la casa, fondos de inversión indexados…, tienen de todo y no les falta de nada, pero te vas a comer con él o ella y, en el momento de abonar la cuenta, les cuesta incluso abonar su cuenta. Y esto lo hacen por que tienen miedo -a esto nos referíamos al inicio-, viven aterrados porque no se pueden permitir gastar lo que tienen por qué no saben multiplicarlo.

Tienen miedo que en alguna ocasión les pueda fallar la destreza número uno o la número dos. Por ejemplo, si se jubilan, tendrán que vivir de lo que tienen guardado. Esto me recuerda la historia de una viuda, que heredó una fortuna de su marido y vivía aterrada en su día a día, asegurándose de cumplir todas y cada una de las órdenes que su marido le dio antes de su muerte.

Esta lo hacía de esta manera porque no sabía conseguirlo y no sabía multiplicar el dinero. Por ello tenía que poner todos sus esfuerzos en el día a día para no perder esa herencia y conservarla; ya que no podría vivir de otra forma.

Si no aprendes a masterizar o no obtienes estas tres destrezas, vas a vivir toda tu vida con miedo, vas a vivir aterrado y la causa es el dinero.

Vas a vivir con miedo de que algo te falle, que es como vive la inmensa mayoría, cuando se debería estar viviendo experiencias, disfrutando de tu tiempo de vida, que es de lo único que nunca vas a poder conseguir más. Tiempo que pasa, tiempo perdido.

Por ello no puedes vivir este tiempo aterrado. Si no tienes la primera destreza, coincidiremos en que no estás en una buena situación, ya que en ese caso no podrás ni sobrevivir. Si tienes la uno y no la dos, vas a vivir al día, siempre con el miedo de que si te falla la número uno, estás fuera. Esto hará que ese miedo sea tu esclavitud.

Si tienes la uno y la dos, pero no la tres, vivirás de una forma tacaña y austera, sin disfrutar de nada, por miedo a que las otras dos fallen. Puedes buscar cualquier combinación, pero siempre que te falte una de ellas vas a tener miedo. Por ello necesitas masterizar las tres destrezas financieras. Y además, debes tener las tres destrezas intentando no estar intercambiando tiempo por dinero, ya que si lo estás haciendo, eres un esclavo.

¿Cuál es la solución? Necesitas crear activos financieros, los cuales puedan cuidar de ti y que te permitan disfrutar de lo que realmente es importante, tu tiempo. No nos engañemos, todo el mundo hemos pasado por ahí alguna vez o va a tener que pasar por ello, pero hay que estar dispuesto a pagar el precio que vale el éxito.

Todo el mundo, al arrancar la carrera financiera, tiene que trabajar por dinero, pero lo importante es saber encauzarlo por el vehículo o los caminos correctos para acabar en el lado derecho del cuadrante de Kiyosaki, donde el apalancamiento humano o el apalancamiento financiero cuidan de ti de por vida sin que tengas que emplear tu tiempo por conseguir ese dinero que, sí o sí, necesitas para vivir.

¿Cómo nos puede ayudar Kuailian a masterizar estas 3 Destrezas Financieras?

En esta parte final te vamos a hablar acerca de cómo Kuailian te puede ayudar a conseguir estas tres destrezas y en tu camino hacia el éxito económico.

1. Págate a ti primero

En primer lugar, la destreza de cómo conseguirlo. Si eres alguien que ya tiene esto figurado, pudiendo diferenciar entre dos vertientes: si eres una persona que ya tiene resuelta esa parte de ganar dinero porque tienes un trabajo, sea de lo que sea, que tienes dinero para sobrevivir y que, en el 90% de los casos vas a estar gastando más de lo que realmente necesitas, tienes que aplicar la primera regla de oro para las finanzas personales: págate a ti primero.

Debes ser el primero en cobrar. Esta es la enseñanza número uno que te enseña “El hombre más rico de Babilonia”, mi libro favorito, un imprescindible. Si alguien quiere tener cierto éxito económico o un orden en la economía financiera personal, puedes ir a http://jrbenlloch.com/libros. Hay podrás ver mis libros favoritos y el primero es “El hombre más rico de Babilonia” y desde ahí tendrás acceso a comprarlo en Amazon. Esta es la regla número uno que se enseña aquí.

Primero debes pagarte a ti mismo. Esto quiere decir que cuando cobres tu sueldo, lo primero que debes hacer no es gastar y luego pensar en ahorrar, no es gastar y luego invertir en mi mismo si eso, primero te pagas a ti mismo y coges un 10 o 20% de tus ingresos y lo usas en lo más importante en tu vida, que eres tú mismo.

Hay dos vertientes para pagarte a ti primero: puedes invertir en formación, que te permita desarrollar tus aptitudes y tus habilidades para así luego poder conseguir más dinero, reinvirtiendo en ti mismo para luego ganar más; y, por otro lado, invertir en activos financieros que cuiden de ti. Tienes que poner el dinero a trabajar. Si tienes esta parte conseguida te va a resultar muy sencillo invertir en Kuailian.

Ya te hablamos en el vídeo de las alternativas a Kuailian, como no hay un mejor sitio donde poder poner tu dinero a trabajar. Te recomiendo que, si no has visto ese vídeo, lo hagas y luego regreses a este artículo. En ningún otro sitio vas a poder conseguir poner desde 100 dólares y que te de una rentabilidad de un 6-7% mensual, en ningún otro sitio. Debes invertir en ti, ya sea solo invirtiendo ese 10 o 20% de tus ingresos, con los cuales vas a poder hacer ese ahorro periódico tan importante. Y puedes calcular el potencial de tus rendimientos en nuestra Tabla de Excel para poder proyectar tu renta mensual en base a tu monto de inversión en Kuailian.

Ahorrar periódicamente tiene un increíble potencial para invertirlo, por ejemplo, en algo como Kuailian. Ese es el hábito financiero financiero más importante que desarrolles en tu vida, el poder coger tu dinero y gastarlo primero en ti, no en ropa ni en comer, primero lo gastas en ti. Esos activos van a darte más dinero con el tiempo.

Invertir en ti como formación va a hacer que ganes más dinero también con el tiempo. Ahí es donde debería ir cada mes tu dinero primero. Y una vez tienes ese dinero trabajando en Kuailian, desde ese momento vas a pegar un salto al lado derecho del cuadrante de Kiyosaki, donde el dinero va estar trabajando por ti día a día. A partir de ese momento vas a cobrar todos los días en tu billetera de Ethereum rentabilidades que vienen de los masternodos…. Si no sabes de lo que estoy hablando te recomiendo que veas mi vídeo de presentación COMPLETA de Kuailian.

Sin embargo, principalmente debes saber que lo que nos ofrece es, desde 100 dólares, ir al cuadrante en el que el dinero automáticamente empieza a trabajar por nosotros. Dejas de trabajar para el dinero, para que el dinero trabaje para ti.

2. Pon el dinero a trabajar

Una vez que ya sabes conservar y no derrochar el dinero, estás en el buen camino, ya que significa que vas a tener algo de dinero ahorrado. Permíteme que te diga una cosa: el dinero no sirve para nada a no ser que se ponga a funcionar. Es decir, si no lo gastas o no lo inviertes, no vale nada. Si está parado no sirve y por eso hay que ponerlo a trabajar siempre, teniendo como máxima que el dinero parado es dinero perdido. Si el dinero no está produciendo, es dinero que estás dejando en el banco, un dinero que está devaluándose día tras día con la inflación, estás perdiendo. El dinero hay que ponerlo a trabajar.

Ahora estamos viviendo una fuerte crisis económica por el tema del coronavirus y una parte que me ha hecho reflexionar, aunque yo ya tengo esta mentalidad siempre, pero digo “Ojalá las personas de a pie se enterarán de estas cosas” y que puedan así ver las cosas que les puede tocar vivir.

Por ejemplo, cuando hay una crisis económica, los gobiernos solo tienen el “truquito” de toda la vida, que es incentivar la economía bajando los tipos de interés, imprimiendo billetes de dinero, que eso al final lo único que hace es destrozar el poder adquisitivo que tenemos, de nuestro dinero guardado. Por eso el dinero guardado es malo, no sirve para nada.

Debes tener un pequeñito colchón para asegurarte dos o tres meses de vida, pero ya está. Lo que necesitas es cashflow, es renta. Si solo tienen estos dos trucos ¿qué pasa?, que por ejemplo ahora en Italia están fatal, por que el tema del coronavirus está devastando su economía, y además es una economía que está muy endeudada.

Ahora están pidiendo a Alemania que les den ayudas, pero Italia tiene el problema de que no puede hacer el pequeño “truquito de toda la vida” de imprimir dinero, ya que dependen del Euro, es un asunto europeo. El Banco Central Europeo es el que toma la decisión de bajar los intereses o imprimir billetes. Sin embargo, se rumorea que ahora Italia puede querer salir del Euro, lo que buscará para tratar de lidiar con esta crisis. Si esto pasa, te aseguro que no vas a querer tener un solo céntimo en un banco italiano.

La razón es que tus euros automáticamente se van a convertir en “pesetas italianas” cuyo único objetivo es devaluarse. Nace para devaluarse, para que el Gobierno pueda imprimir billetes, y luego se especula con que España puede ir detrás.

Si seguimos teniendo estos parones económicos debido a que la sociedad y que la economía está parada por que todos estamos recluidos en casa, España podría querer al final lo mismo; y podemos ver en ello un gran dominó, que empieza por querer salir del Euro para salvarse de la crisis. Os aseguro que no querréis tener ni un céntimo parado, ya que el dinero hay que tenerlo trabajando.

Así, si de repente un gobierno revienta una divisa o el dólar se devalúa, teniendo en cuenta que todas las divisas acaban muriendo, como se puede comprobar en la Historia de la Humanidad. Todas acaban muriendo y se hace una nueva. En un momento de hiperinflación no quieres dinero, quieres tener siempre tu dinero invertido, porque el banco, si no tiene nada, no lo puede devaluar; lo que quieres es que cada mes te entre un flujo suficiente para vivir y de sobra. Lo que sobra debes invertirlo, no guardarlo.

No existe un mejor sitio que Kuailian para poner a trabajar tu dinero. La gran ventaja es que lo puedes hacer desde cantidades pequeñísimas, rentabilidades diarias, directamente a billetera, de forma 100% transparente, en una empresa que está en la EEA con dos licencias financieras en Estonia, una en camino en Singapur, el mejor sitio posible, y con unas rentabilidades realmente envidiables.

Entonces, si eres alguien que tiene dinero ahorrado, y que ha sabido o que tiene esa destreza masterizada de haber sabido conservar el dinero el dinero, pon el dinero a trabajar. Ahí parado no te sirve de nada.

3. La 8ª Maravilla del Mundo

El punto número tres, es cómo multiplicar el dinero. La idea que tienes que tener en cuenta siempre es que cada vez que ganes dinero, tienes que ponerlo a trabajar. Cada dólar que tengas debes tratarlo como un minero que envías a la mina. Este empieza a producirte pequeñas pepitas de oro para ti, y cada una de esas pepitas de oro te puede comprar otro minero, que se va a la mina y trabaja para traerte más oro.

Eso es lo que tienes que hacer continuamente con el dinero, ponerlo a trabajar, y que cada vez tu flujo de oro vaya a ser mayor. Eso es lo único que necesitas. Cuando empieces a ganar a dinero en Kuailian y empieces a tener rentabilidades diarias, lo más inteligente es ponerlas a trabajar, reinvertir las ganancias durante un periodo de tiempo de uno a tres años para vivir ese maravilloso efecto del interés compuesto, eso que Einstein llamaba “La 8ª Maravilla del Mundo”.

Hacer ese pollito pequeño y engordarlo y seguir engordándolo hasta que se convierta de verdad en esa gallina de los huevos de oro que va a cuidar de ti y de los tuyos de por vida. Entonces si fusionas estas tres acciones que acabamos de ver: invertir el capital principal que tu tengas guardado o parado e improductivo; coger además de tus ingresos y poner un pequeño ahorro periódico a trabajar; pagarte a ti mismo; poner ese dinero a funcionar para ti; no dárselo al frutero, no dárselo a Amancio Ortega; y además, todo lo que te van dando, lo vuelves a poner a trabajar y reinviertes las ganancias durante unos años te aseguro que vas a conseguir el objetivo que tenemos prácticamente todos los que tenemos algo de visión y que estamos en Kuailian, que es construir un activo financiero que cuide de ti y de los tuyos por el resto de tus días.

Además, que este te permita al mismo tiempo dejar de preocuparte por el dinero. De esta forma evitarás todo miedo y todo terror que puedas producirte por el no saber cómo conseguirlo y así poder disfrutar de tus días, de tu tiempo y vivir experiencias, que es lo que todo el mundo debería ser capaz de estar haciendo.

¿Quieres compartir este contenido en vídeo o repasarlo en profundidad? Te lo dejo aquí abajo.

¡Comparte!

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.