La fórmula del éxito en MLM

Hoy te traigo la FÓRMULA que te llevará a alcanzar el éxito en tu compañía de marketing multinivel.

Así que, antes de seguir leyendo, ten en cuenta que esto que vas a leer a continuación no es una teoría, ni una técnica, no es un experimento… es una fórmula que, si la sigues, te hará obtener los resultados que tanto deseas en tu empresa de MLM.

Si no la sigues, probablemente des tumbos hasta que decidas volver a comenzar e implementarla a rajatabla… o abandonar por no obtener resultados. Así de sencillo.

Reinventar la rueda

Muchos, al entrar en la industria, se empeñan en reinventar la rueda. Se empeñan en complicar las cosas que siempre han sido sencillas y han funcionado. Creen que sistemas complejos traerán mejores resultados.

Acaba pasando una de dos cosas: abandonan frustrados; o se resignan, escuchan a su línea ascendente y comienzan de la manera correcta habiendo perdido el tiempo y, probablemente, quemado muchos contactos.

Quiero que entiendas que el ego, aquí, sobra. Entrar en redes de mercadeo, generalmente significa empezar a desarrollar una actividad que no tiene nada que ver con lo que hayas hecho anteriormente.

Tu mentalidad debe ser la de aprendiz, desde la humildad. Entrar con la mente abierta, dispuesto a absorber información y dejarte guiar por los que ya tienen los resultados que buscas dentro de tu empresa.

Todo lo que hagas, debe basarse en realizar lo que te describo a continuación…

La Fórmula

Probablemente hayas oído ya más de una vez, que el marketing multinivel, aunque no fácil, es sencillo. Y es que, pese a que las tareas a realizar deben mantenerse sin complicar, las acciones requeridas TIENEN que hacerse y esto requiere de esfuerzo, determinación y constancia.

La fórmula que garantiza el éxito en tu carrera de MLM consta de tres partes, y se basa en tu habilidad para conseguir que:

– Un gran número de personas,

– Haga unas pocas cosas simples,

– Durante un periodo de tiempo prolongado.

Es la única forma en la que, en nuestra profesión, se puede crear apalancamiento, duplicación e ingresos pasivos duraderos.

Lo único que tenemos que hacer es enfocar toda nuestra pasión, habilidad y liderazgo en conseguir aplicar a rajatabla esta fórmula del éxito.

Las tres etapas por las que pasa el Networker

Normalmente la gente que empieza un negocio de redes de mercadeo pasa por tres fases.

En la primera fase se tiene la mentalidad de vendedor o autónomo. La mentalidad de querer cargar con todo el trabajo a tu espalda, todas las formaciones, todas las presentaciones…

Obviamente, así, puedes ganar dinero. Pero, aparte del hecho de que estarás trabajando de una forma que tu equipo NO va a duplicar (no todo el mundo va a coger el negocio con tanta fuerza ni va a tener la capacidad de realizar esas tareas de manera efectiva), estas realizando un trabajo lineal. Trabajas por horas, si dejas de trabajar dejarás de cobrar… Y esto es justo lo que no buscamos en la industria del marketing multinivel.

La segunda fase es en la que tratas de formar a seis o siete «super ninjas». Entrenarlos tan bien, que parezca que estés duplicado dentro de ellos. Intentando que sean capaces de hacer lo que tu hacías en la primera fase.

Así lo que haces es cambiar la fórmula completamente, estás haciendo que: Un pequeño grupo de personas, haga unas cuantas cosas extraordinarias, hasta que aguanten. El problema aquí es que cada dos semanas uno de tus «super ninjas» desistirá por no encontrar ni duplicación ni resultados… Y te pasarás la vida entrenando «super héroes» nuevos que abandonarán pronto.

Tienes que entender que, en nuestra profesión, el 99% de la gente está a tiempo parcial y tiene una disponibilidad de tiempo limitada. Por lo que su única opción, si espera conseguir resultados, suele ser la de centrarse en hacer unas pocas cosas simples y duplicables.

Por eso LAS HERRAMIENTAS DE PRESENTACIÓN SON TAN IMPORTANTES (DVDs, CDs, vídeos, páginas web, revistas, entrevistas, eventos…). Estas son de las pocas cosas duplicables que la gente puede utilizar, al servir como acción apalancada que presenta el negocio por ellas y además lo hace de la manera correcta. Te daré más detalle sobre ellas en un artículo que escribiré en pocos días.

En el momento en que comprendes el poder de las herramientas a la hora de presentar tu negocio, es cuando pasas a la tercera fase, que es a aplicar la fórmula de la libertad financiera a rajatabla.

En este punto tienes que empezar a preguntarte:

«¿Podrían hacer todas las personas de mi organización, lo que estoy haciendo ahora mismo?»

Si la respuesta es no, tienes que modificar tu conducta.

Recuerda. Tu éxito se basa en tu habilidad para conseguir que un gran número de personas, haga unas pocas cosas simples, durante un periodo de tiempo prolongado.

¿Se te ocurre como se podría traducir esto en actividad? Muy sencillo, consiguiendo que un gran número de personas, entregue herramientas de presentación sin parar (y realice los seguimientos pertinentes), durante un periodo de tiempo prolongado. Estos son los cimientos del marketing multinivel.

Las herramientas y la duplicación son el único camino. Y es de lo que hablaremos con detalle en el próximo artículo.

Te dejo con el vídeo relacionado. Comenta y comparte si crees que esto te ha sido de ayuda. Te leo abajo, y no olvides descargar Las 24 formas de conseguir prospectos” para nunca quedarte sin gente con la que hablar acerca de tu negocio de marketing multinivel.

¡Hasta pronto!

Un abrazo,

Jacinto Ribas

¡Comparte!

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.