Bitcoin está infravalorado.

Hoy quiero hablarte acerca de cómo la gente infravalora Bitcoin, lo cual evita que entiendan que a día de hoy tienen dos opciones, que podrían determinar sobremanera, su futuro financiero y por qué no, su bienestar en general. Vamos a ver cuales son estas opciones.

Entre los amantes del Bitcoin y todos esos bitcoiners, existen dos creencias principales arraigadas, que estoy seguro de que todos comparten, aunque sea, un poco de ambas.

Creencia #1 sobre Bitcoin.

La primera es que el dinero no es la raíz de todos los males, sino que es la raíz de la soberanía absoluta, es la capacidad de poder hacer lo que nos dé la gana, eso sí, siempre y cuando no hagamos daño a alguien. Pero el dinero es un derecho, es propiedad privada, por la que intercambiamos tiempo para conseguirlo, y cuando alguien imprime dinero como los gobiernos y los bancos centrales, nos está robando tiempo y eso no está bien.

Creencia #2 sobre Bitcoin.

La segunda creencia principal es que, el dinero es como un puente, al más puro estilo del arca de Noé, que protege a la humanidad de la riada que representa el dinero fiduciario, y la mentalidad es la de intentar atraer al máximo número de personas posibles encima de ese puente para refugiarse, para salvarse, porque nada es más importante.

Conclusión, la creencia general es que Bitcoin es la oportunidad de ser libre a nivel económico y de resguardar tu futuro financiero lejos del dinero fiduciario.

En marzo de 2020 paso algo que me chocó muchísimo, Neel Kashkari, el presidente de la Reserva Federal por Minneapolis, dijo: –«Hay una cantidad infinita de cash en la Reserva Federal»-. Se pudo ver prácticamente a los otros 11 presidentes de la Reserva Federal sorprendidos, diciendo, Neel no deberías decir eso en voz alta. Lo peor de todo es que la gente no suele prestar atención a estas frases tan determinantes, frases impactantes, realmente impactantes.

Imagínate que tienes 50 mil dólares o 50.000 euros en tu cuenta bancaria, tus ahorros de toda la vida.

Cuando oyes esto lo que deberías preguntarte es, ¿Me está diciendo este señor, el que está a cargo del dinero, que el denominador, el número por el que debería dividir mis ahorros, es infinito? No hace falta ser matemático para entender que eso convierte mis 50.000 dólares, a largo plazo, en algo totalmente sin valor. Ahí es donde surgen ciertas preguntas:

  • ¿Por qué alguien querría poner sus ahorros de toda la vida en algo que tiene una oferta infinita?
  • ¿Qué valor real tiene esta «reserva»?

Si nos basamos en lo que este señor comentó, esto lo hace equivalente, por ejemplo, al mismo valor que puede tener la arena en el desierto o el agua en el mar.

Lo que Neel Kashkari estaba diciendo era que, al igual que el tabaco, que tiene esas pegatinas de perjudicial o dañino para tu salud, cada dólar, cada euro, cada billete de divisa fiduciaria debería llevar una pegatina de perjudicial para tu economía, para tu riqueza.

Deberían llevar un símbolo de infinito en el mismo lugar donde el tabaco o las cosas tóxicas tienen esa pegatina de una calavera representando la muerte.

Bitcoin está tremendamente infravalorado por la mayoría hasta que llega un momento, en el que dejan de hacerlo, te explico:

  • Jamie Dimon dijo que era un fraude hasta que dejó de hacerlo, hasta que lo abrazo, un fraude que parece ser mucho más real que el fraude del dinero fiduciario, eso sí que es un fraude.
  • Larry Fink lo llamó índice de blanqueo de dinero cuando nada puede ser más transparente y lucha precisamente contra un índice de impresión de dinero.
  • Warren Buffett lo llamó dinero para ratas, cuando más que quitar vidas se la está dando a cientos de millones de personas que viven en países como Venezuela, Argentina, Zimbabue, donde el Bitcoin es su única salvación para combatir a la hiperinflación que se lleva a cabo en esos países. Es la única vía que han tenido para sobrevivir durante todos estos últimos años.

Todo esto es vaguería intelectual, nadie se puso a estudiar realmente lo que estaba criticando, es una pena viniendo de gente tan preparada y tan influyente.

Todo el mundo lo infravalora hasta que lo entiende porque lo estudian y ven la maravilla que es y lo que aporta al mercado.

Hasta el mismísimo Michael Saylor lo tachaba en 2013-2014, y ahora es uno de los máximos predicadores de las bondades fundamentales y macroeconómicas del Bitcoin . Bitcoin ahora mismo es imparable. Ha venido para quedarse, es un sistema abierto, China lo bloqueo, lo baneo, India lo baneo, Pakistán lo baneo y en cada uno de esos eventos es audito que él Bitcoin explotara en precio. Y estamos hablando de tres de los países más poblados de la tierra, pero al final el gobierno siempre tiene que recular.

Caso hipotético de estudio sobre Bitcoin.

Imagina por un momento, y esto no creo que pase, porque al final es un país libre con leyes muy firmes acerca de la propiedad privada y demás, pero, imagina por ese momento que Estados Unidos vetase o banease el Bitcoin.

Creo que eso, aceleraría el proceso de adopción con el proceso de crecimiento. Pero las cosas ya no son cómo eran. Prueba ahora a banear el alcohol, como hizo la ley seca. Mucha suerte tendría que tener el gobierno para conseguirlo, eso ya no sería posible. También se prohibió la posesión del oro en los años 30, se confiscó todo el oro de los ciudadanos estadounidenses. Eso a día de hoy parece impensable, y en su día no funcionó tampoco. ¿Por qué? Solo hay que ver los resultados ocasionados después.

El dólar frente al oro a día de hoy ha perdido el 85 por ciento de su valor, y ojo, el oro es confiscable, si de verdad quisieran hacerlo, podrían hacerlo.

El oro se encuentra en bóvedas o en casas, y puedes confiscar esa casa o esa bóveda, pero Bitcoin no es más que una contraseña que puede estar registrada solo en tu mente, en tu memoria. Prueba a banearme o quitarme algo que esté aquí dentro, es imposible.

¿De verdad cree alguien que sería posible que se arrebatase el dinero de la gente a día de hoy, el primer dinero realmente soberano, propiedad privada, el que el pueblo ya ha aprobado? Creo que sería imposible, habría una auténtica revolución. De todas formas, estos supuestos no creo que ocurran, al menos en países desarrollados, aunque sí lo hicieran, el Bitcoin encontraría en su forma, el hueco para subsistir, para seguir creciendo. Lo que sí es verdad, es que lo intentarán controlar, habrá regulaciones, habrá impuestos sobre las criptomonedas, por supuesto, aunque ya veremos realmente de qué forma o cuánto efectivo serán. Pero claro que lo van a intentar por ese medio ya que es la única vía que tienen, y al fin y al cabo, es correcto.

Pero volviendo al punto de partida de este articulo, ahora, a día de hoy, todo el mundo tiene dos opciones, lo cual está bien, la gente puede elegir, pero para ello debes formarte y entender qué es Bitcoin y asi poder ser capaz de comprender que es lo que te ofrecen estas posibilidades. Tus dos opciones son:

Opción número 1: Quedarte en el sistema financiero fiduciario tradicional, donde otros pueden imprimir cantidades infinitas de dinero, pero no tú.

Opción número 2: Moverte al sistema paralelo financiero que representa Bitcoin, donde nadie puede imprimir más dinero, ni siquiera tú.

Así que de verdad entiende Bitcoin, comprende sus conceptos fundamentales macroeconómicos.

Y ahora dime:

  • ¿Qué decisión has tomado tú?
  • ¿Te quedas en la primera opción, estás en la segunda, entre medio, estás pasando de una a otra?

Cuéntamelo debajo por favor.

Esto ha sido todo por hoy, damas y caballeros. No olvidéis echar un vistazo a todos los recursos que os dejo en mi canal de Youtube.

Antes de marcharte quiero invitarte a este curso que esta pensado para ti: «Fundamentales del Bitcoin», donde te guío paso a paso, para que puedas entender qué es bitcoin, cuáles son las cualidades que lo hacen único y cómo funciona su tecnología de una forma clara y sencilla. Así entenderás a fondo de qué se trata y podrás tomar las decisiones adecuadas a la hora de invertir en esta criptomoneda.

Para finalizar, aquí debajo te comparto el video sobre el contenido de hoy en caso de que prefieras ese formato.

¡Un abrazo! Y una vez más, gracias por compartirlo con quienes creas que le sacarán provecho al máximo.

¡Comparte!