7 señales que indican que tendrás éxito.

Hoy veremos siete señales que indican que serás exitoso. Durante todos estos años he conocido a muchísima gente exitosa y la verdad que siempre quedé fascinado por su mentalidad. Siempre me ha encantado preguntarme, y así aprender, qué es lo que hace al exitoso, exitoso. Esa mentalidad de enfoque, de compromiso, de determinación.

Todas estas cosas que veremos hoy aquí no son teorías, son señales, son comportamientos que si acumulas y aplicas con el tiempo, obviamente, te llevarán a tus objetivos. Vamos a ver cuántas de estas señales tienes arraigadas, ve contándomelo debajo.

Señal N.º 1. La gente exitosa tiene buenos hábitos.

La gente exitosa tiene buenos hábitos. La gente que no lo es tiene malos hábitos, beber, fumar, drogarse, ver demasiada televisión. La gente exitosa está a día de hoy donde está gracias a sus hábitos. Nuestro comportamiento viene determinado en el 95% por los hábitos que tenemos arraigados, los hábitos que implementamos en nuestro día a día. Todo lo que eres, todo lo que serás, viene determinado por la calidad de los hábitos que arraigas en tu día a día

La gente exitosa tiene los mejores hábitos bien arraigados. Leer, levantarse temprano, hacer ejercicio, meditar, formarse constantemente.

¿Cuántos de estos hábitos posees?

¡Cuéntamelo debajo!

Señal N.º 2. La gente exitosa se impulsa.

Con esto me refiero a que se automotiva. Se fuerzan a sí mismos a trabajar constantemente hacia sus resultados, transforman sus ideas en acciones y estas en resultados, se impulsan a sí mismos cuando las cosas se ponen feas, no se achanta, no se dejan intimidar.

¿Cuánto te impulsas tú a ti mismo? O eres de esas personas que vaguea, que procrastina, que deja todas las cosas «para mañana»… Yo he vivido muchísimos años en los que, sobre todo al principio, no me he tomado un día libre, impulsado por mi afán de mejorar, de procurarle a mi familia un futuro mejor, de completar mi misión. Por eso te invito a que te hagas las siguientes preguntas:

  • ¿Cuánto te impulsas tú a ti mismo?
  • ¿Cuán potentes o cuánto te arrastran y tiran de ti tus objetivos?
  • ¿Cuán fuertes son?

¡Cuéntamelo debajo!

N.º 3. La gente exitosa confía en sus habilidades.

Dos de los grandes enemigos del éxito son:

  • Dudar de uno mismo.
  • El temor a lo desconocido.

Nos preguntamos constantemente si somos lo suficientemente buenos, si tenemos lo necesario. La confianza no es más que confiar en uno mismo. Simplemente es el ponerte a hacer las cosas o conseguir hacer las cosas que un día pensaste que no podías hacer, y la confianza viene de la competencia.

Es fácil confiar en uno mismo cuando todo el mundo ya confía en ti. Pero yo no te hablo de eso, te hablo de confiar en ti, cuando nadie lo hace.

Y hablo de cuando nadie está confiando en ti, cuando nadie da ni un duro porque consigas tus resultados, de confiar en ti cuando no has conseguido nada, ahí es cuando debes desarrollar una confianza inquebrantable y pensar que puedes hacer lo que te propongas. Y ojo, no confundas confianza con arrogancia.

Arrogancia es creer que estás por encima del resto y confianza es creer que no hay nadie por encima de ti, es muy diferente. Ahora te invito a una reflexión:

  • ¿Apuestas por ti mismo?
  • ¿Confías en tus habilidades para llevar a cabo tus objetivos?
  • ¿Inviertes en ti mismo?
  • ¿Inviertes en tus habilidades para ser capaz de tener confianza en ti?
  • ¿Desarrollas esas habilidades?

Cuéntame debajo.

Señal N.º 4. La gente exitosa comunica con claridad.

Puede que tengas las ideas claras, pero si no eres capaz de comunicarlas e influenciar a otros acerca de ellas, guiar a un equipo de trabajo, no vas a conseguir nada a largo plazo. Las habilidades de comunicación llegan de muchas formas, pueden ser tu habilidad en el copywriting, por ejemplo, en escribir emails, en escribir textos, puede venir de la mano de una habilidad en comunicación en habla, que puede ser:

  • Cara a cara.
  • Por teléfono.
  • Delante de una cámara.
  • Delante de audiencias.
  • Influenciando a clientes y prospectos.
  • Influenciando a equipos de trabajo que te ayuden a completar tu visión.

Toda gente exitosa tiene la habilidad de influenciar, de persuadir, de influir en otros.

¿Tienes estas habilidades o estás trabajando para desarrollarlas? ¡Quiero leer tu respuesta debajo!

Señal N.º 5. La gente exitosa tiene una mentalidad de crecimiento.

Bill Gates lee al menos una hora al día, Warren Buffett lee 52 libros al año. Gente como Dan Lok lee tres libros a la semana, Mark Cuban afirma leer tres horas diarias. Yo siendo un lector lento, también le dedico tiempo. He tenido épocas en mi vida en las que he estado leyendo al menos tres libros cada mes.

Y ojo, formarse no solamente tiene que venir de la mano de la lectura. Puedes utilizar vídeos, cursos, podcast, mentorías privadas, material de este tipo.

Lo importante es entender que la gente exitosa no para de crecer, o creces o mueres. Nos formamos día a día.

Y a mí esto me pasa constantemente. Cuanto más aprendo, más cuenta me doy de lo poco que sé.

Señal N.º 6. La gente exitosa abraza el fracaso.

¿Buscas los tropiezos, las equivocaciones, los errores o crees que cada fracaso es malo y te lo tomas de forma personal?

El éxito se trata de ir de fracaso en fracaso hasta conseguirlo. Se trata de transformarte cada vez en una persona más competente al aprender de cada experiencia que te aporta cada tropiezo, no hay atajos, no hay atajos. Lo malo sería no estar aprendiendo constantemente de cada tropiezo, entonces sería un fracaso. Pero siempre y cuando estés aprendiendo de ese tropiezo.

Ese batacazo será una victoria porque te permitirá llegar o volver o resurgir con más fuerza al siguiente intento. No debes dejar de intentarlo.

Walt Disney fue despedido de un periódico porque le dijeron que no tenía imaginación, que no tenía creatividad. Spielberg fue expulsado de más de una escuela de dirección de cine. El inventor de Kentucky Fried Chicken, fue rechazado mil veces por restaurantes que no quisieron su receta hasta que uno la adoptó, cuando él ya tenía 57 años.

A Michael Jordan le decían en el instituto que no jugaba bien, que jugaba regular. ¿Y sabes cuántas veces rechazaron a Sylvester cuando iba, con la historia de Rambo, que él mismo había escrito, a productores a decirles que no solamente tenían que aceptar la historia, sino que él quería ser el protagonista ¿Sabéis cuantas veces? Muchísimas… El mundo está plagado de estos ejemplos.

La gente más exitosa en cada campo suele ser la gente que más fracasa antes de llegar a la cima. La diferencia entre alguien que llega a la cima y alguien que no, no suele ser normalmente la diferencia entre conocimiento, no. Suele ser la diferencia entre una voluntad, tener o no una voluntad inquebrantable.

Ya lo decía Winston Churchill el éxito trata de ir de fracaso en fracaso, sin perder el entusiasmo, me parece una cita bestial.

Fíjate en los grandes en ventas, la gente como yo, que hemos forjado nuestra carrera en MLM, los que más éxito tenemos somos los que más «no», hemos recibido, los que más rechazo hemos sufrido. Eso es lo que te curte, te lleva a ser mejor, abraza el fracaso, aprende de cada error, no temas él no, no temas que te rechacen, estás perdiendo una magnífica profesora, el tropezar. Tropezar es un profesor o una profesora excelente, te lo digo por experiencia.

N.º 7. La gente exitosa tiene un alto cociente emocional.

No un alto cociente intelectual o de inteligencia, sino emocional. Puede que no sean las personas más inteligentes, pero saben rodearse de ellas.

Puede que no sean los mejores estudiantes, pero lo sustituyen con esfuerzo, relaciones, confianza. Cuando se trata de alcanzar el éxito, el cociente emocional se «come con patatas» al cociente intelectual. Con el cociente intelectual se nace, el cociente emocional puede trabajarse, puede desarrollarse, puedes aprender a no sucumbir ante la presión, a no caer ante ella, a lidiar con la ansiedad.

La gente exitosa conoce sus fortalezas y debilidades, sabe sacarse partido, sabe ser eficiente, conoce sus emociones, rechazan el sentirse abrumados, abatidos cuando llega al fracaso, aprenden, se levantan y lo vuelven a intentar una y otra vez, una y otra vez.

¿Cuántas de estas señales que hemos visto hoy tienes arraigadas? ¿Cuál es tu probabilidad de éxito? Cuéntamelo debajo

Si tienes varias señales, ¡enhorabuena! Pero recuerda que esto es solo el potencial que tienes. Ya tienes gran parte del camino hecho y probablemente, si no lo eres, serás una persona exitosa, pero recuerda, solo es el potencial. Debes combinarlas ahora, debes combinar este potencial con habilidades, con conocimiento que debes llevar a la práctica.

Debes tomar acción, porque el conocimiento sin acción, no es nada, no es nada. Tienes el potencial, ahora coge el conocimiento, aprende y aplica, porque el potencial, recuérdalo, es solo potencial, haz algo con él.

Esto es todo por hoy, no olvides visitar abajo todos los recursos que tengo aquí en el blog.

Si te ha gustado, por favor compártelo también con gente a la que creas que puede ayudarle. Ayúdame a abrir los ojos de otras personas para que vean cómo pueden ir creando confianza financiera y así saber en qué invertir. Así que espero y deseo que te haya gustado. Te dejo abajo el vídeo completo sobre el artículo de hoy por si prefieres este formato, y los enlaces a todas redes sociales: YouTubeTelegramInstagram.

¡Un abrazo a todos!

¡Comparte!