3 Pasos para conseguir tus OBJETIVOS FINANCIEROS

Quizá en alguna oportunidad te habrás preguntado por qué no tienes el éxito que esperas en cuanto a alcanzar tus objetivos financieros. Pero en el momento en el que te auto-evalúas, te das cuenta de que tienes muchas distracciones a tu alrededor.

Noticias mundiales, redes sociales, alertas de WhatsApp u otros servicios de mensajería instantánea, los mensajes que llegan a tu bandera de correo electrónico, preocupaciones por eventos ocurridos durante la semana… La verdad ¡Todas estas son distracciones que te alejan de tu objetivo!

La capacidad de mantenerte enfocado es lo que marca la diferencia a medio y largo plazo en la consecución de tus objetivos financieros…y también de cualquier otro tipo.

En general nos cuentan que los objetivos – financieros o no – deben cumplir con las reglas SMART. Específicos, medibles, alcanzables, relevantes y acotados en el tiempo.

Pero hoy quiero proponerte un enfoque diferente como punto de partida y como guía para alcanzar tus objetivos financieros. ¡Lee con atención!

1.    Establece un objetivo SIGNIFICATIVO

Como la meta que quieres alcanzar es tu libertad económica, es necesario que los objetivos financieros que te pongas sean SIGNIFICATIVOS. Y sí, con letras mayúsculas. Esos que te ponen los pelos de punta de solo imaginarlos.

El establecimiento de los objetivos financieros es el comienzo de todo. Si quieres realmente cambiar tu vida, sólo lo podrás hacer con acciones drásticas impulsadas por metas significativas. Es decir, 10.000 dólares pueden ser una buena inyección en un momento dado… pero no van a cambiar tu vida radicalmente y PARA SIEMPRE.

¿Pero en teoría no es aconsejable trazar primero objetivos financieros más conservadores?

La respuesta es NO en mayúsculas.

Ten en cuenta que sin importar el tamaño de tus objetivos financieros, siempre surgirán ciertas trabas en el camino. Si tu meta es muy ambiciosa tendrás toda la disposición por seguir adelante con la mira puesta en la recompensa que obtendrás.

Pero si tu objetivo carece de significado, ocurrirá todo lo contrario. Con toda seguridad pensarás en abandonar la lucha o procrastinarás hasta que tus objetivos financieros queden en el olvido. O peor aún, los conseguirás casi sin esfuerzo y acabarás sin un objetivo rápidamente. Por eso. ¡Ponte metas significativas!

Un ejemplo claro puede ser invertir en KUAIs, de ese modo a partir de tu capital podrás obtener ingresos pasivos diarios gracias a lo generado en el Smart Pool, con una clara estrategia de reinversión que te haría poseer un activo financiero enorme.

Si compras suficientes KUAIs podrás percibir mucho más de lo que obtendrías en un empleo tradicional. ¡Eso sí te cambia la vida! Y no requiere de tu tiempo para generar esos ingresos.

Pero supongamos que además no te limitas a adquirir KUAIs sino que diversificas tu capital en inmuebles, fondo de inversión indexados… ¡Claro que lo puedes hacer!

La estrategia que describo en mi PDF gratuito “Los 4 pasos para alcanzar la libertad financiera” te servirá para entender las pautas y pasos que puedes realizar para, a través de dichos fondos indexados y con una estrategia largo-placista, alcanzar la ansiada libertad financiera. Puedes descargarlo aquí. Y créeme que cualquiera puede hacer estas inversiones.

Tan sólo es necesario que tus objetivos financieros sean importantes y significativos desde el momento en que los planificas. Y deben ser objetivos que no puedas alcanzar normalmente en 1 o 2 años. Piensa en algo a más largo plazo. Parece mucho pensar a 5 o 10 años, pero imagina trabajar durante 20 o 30 años para otros para “retirarte” con una módica pensión o jubilación. Eso no tiene sentido y requiere mucho más tiempo que lo que te estoy planteando.

Otra clave es pensar bien en por qué estás buscando alcanzar este objetivo, y no tiene que ser algo monetario. Será lo que te ayude a seguir adelante cuando se te presenten las adversidades. Y si es algo potente, podrás volver a la senda del esfuerzo y a trabajar por conseguirlo. Una vez que lo tengas claro, puedes enfocarte en el paso número 2.

2.    Establece tus tareas DIARIAS

Seamos sinceros: tus objetivos financieros no se cumplirán de forma mágica tan sólo por el hecho de que son significativos y mantienes la motivación. Debes trabajar de forma constante para ello.

Es importante trazar una estrategia que parta de tu capital actual. Comienza por aplicar la técnica del 30/30/40 que te hemos mencionado en otros artículos y aprovecha la porción de dinero que apartas para trabajar en tu futuro.

¡Pero hazlo de manera inteligente!

La mejor forma es ir día a día. Traza una agenda diaria que te comprometas a cumplir con la mayor constancia y dedicación posible. Esto puede parecer muy sencillo pero si fuera así todas las personas estarían viviendo su sueño.

Debes mantenerte enfocado porque escucharás opiniones de personas conformistas que no han logrado sus propios objetivos. A veces por intentar protegerte, a veces por envidia o por otros motivos. ¡No los escuches! No evites darte una hostia al emprender, son inevitables. En lugar de escucharlos presta atención a aquel grupo de personas que sí consiguió lo que tú estás buscando y aprende de ellos.

Como he mencionado, la clave está en la disciplina y constancia para cumplir tu hoja de ruta y por eso es tan relevante el paso anterior, que te servirá de motivador. Pero en ocasiones no está dentro de nosotros el ser o no disciplinados. Por lo que si careces de esta cualidad es preciso que tus objetivos financieros sean tan importantes que te mantengan motivado y en marcha, y te lleven a hacer lo que haga falta para lograrlo.

La suma de los pequeños avances diarios que consigas te ayudarán a alcanzar tu objetivo significativo.

Vayamos a un ejemplo para que entiendas de mejor forma este segundo paso. Supongamos que ya estás dentro del ecosistema Kuailian y que te hayas trazado el objetivo de conseguir la categoría de Ambassador para así aumentar de forma exponencial tus ingresos pasivos.

Al momento de tomar cartas en el asunto tu agenda diaria está muy clara. Para cumplirlo deberás definir: cuantas presentaciones diarias debes organizar – que en realidad no deberías hacer tú, y en este vídeo te explico por qué-; hacer seguimientos de presentaciones anteriores para realizar los cierres; y formarte en educación financiera, en cripto-monedas, marketing multinivel y ventas si te interesa crecer en Kuailian. Cursos como “Secretos de un Reclutador” te ayudarán a ampliar tus conocimientos con pocas horas al día y es importante que todo esto lo contemples diariamente.

Si eres consistente y disciplinado en ese esfuerzo extra sea para este u otros objetivos financieros imagínate todo lo que puedes lograr a medio y largo plazo. Márcate cuánto tiempo debes dedicar diariamente a estas tareas para lograr tu objetivo en el plazo establecido. Si es con rentas a partir de un fondo indexado, revisa cuánto tienes que estar aportando mensualmente. Si es por medio de Kuailian, completa tu Excel para ver si los retornos de tus reinversiones están en línea con tu objetivo y tus plazos.

Si tu objetivo es conseguir 10 inmuebles en 10 años, márcate cuántas inmobiliarias debes visitar semanalmente, cuántas horas debes salir a la calle a buscar opciones de inversión. Encuentra tus cursos y programas de formación. Todos los días debes tener claras tus tareas que si o si debes hacer antes de irte a la cama. La agenda diaria te llevará a tu objetivo “loco” o significativo. Un día a la vez. Y créeme que habrá pequeños logros en el camino que te mantendrán motivado y confiado en tu metodología.

Enfócate en esa tarea diaria que por sí misma parece que no te lleva a ningún lado. La disciplina y la constancia a largo plazo PAGAN, y mucho.

3.    Publica tus objetivos y acepta AYUDA

Encuentra el canal de comunicación que mejor se adapte a ti. Si eres una persona que usa Facebook, Instagram, Twitter… ¡Publícalo en tus redes sociales! Si por el contrario te caracterizas por ser más conservador comienza por comentarlo con tu círculo más cercano: mamá, papá, tu mejor amigo, tu pareja, hermanos….

Lo que importa en realidad es que alguien sepa de esos objetivos ¿Con qué finalidad? Pues muy sencillo: primero verás el apoyo que recibirás en cuanto lo hagas, algo que seguro te motivará. Y en segundo lugar crearás un sentido de compromiso con quien te escuchó en un principio.

¡No querrás parecer de esas personas que no cumplen con sus sueños! Y la gente a la que se lo has confesado ejercerá una sana presión sobre ti.

De ese modo tendrás otro factor de motivación durante aquellos días donde tu disciplina no se encuentra en su mejor momento. Esa presión social también será tu combustible.

Otro beneficio que puedes obtener a partir de este paso es la colaboración. Somos seres sociales por naturaleza. Nos gusta hacer nuestras actividades acompañados de otros.

¿Por qué? Para obtener ánimo y ayuda en los malos momentos.

Pero es importante que sepas con quién vas a compartir tus metas financieras. Debes rodearte de personas que vayan a ser ese factor motivacional extra. No querrás tener cerca a personas tóxicas que tan solo resalten tus debilidades o te generen dudas sobre la viabilidad de tu gran objetivo financiero. Necesitas apoyarte en otros, incluso probablemente de un equipo. Puede ser un equipo externo o puede ser tu familia con su apoyo o su motivación.

En resumen, los tres pasos para que puedas alcanzar tus objetivos financieros se centran en…

Tener una visión a gran escala, un objetivo significativo o cambia-vidas; en establecer una agenda diaria de actividades que día tras día te acerquen a tu objetivo; y, en tercer lugar, involucrar a terceros para obtener colaboración o motivación cuando lo necesites.

La libertad financiera es ese macro objetivo que podrás cumplir trabajando de forma constante e inteligente durante unos años de tu vida. Sacrificas una parte mínima de tu vida para luego vivir de las recompensas. De esa manera dejarás de ser esclavo de los sueños de otro para perseguir los tuyos.

En esencia, los objetivos financieros te trazarán el camino durante ese periodo de arduo trabajo, así que más vale que los tengas claros y empieces a trabajar por ellos.

¿Te pareció interesante este contenido?

Te invitamos a que dejes tu comentario contándonos cómo divides tu las tareas diarias para alcanzar tus objetivos financieros.

Comparte este contenido con tus amigos para que ellos también puedan conocer los pasos que deben cumplir para conseguir sus propios objetivos financieros. ¿Prefieres compartir el vídeo? Te lo dejo debajo, y recuerda suscribirte a la comunidad en YouTube, Instagram y Telegram para estar al tanto de nuevos contenidos.

¡Comparte!

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.