12 habilidades de los ricos.

¿Qué hace la gente realmente rica? Una pregunta constante para muchos que hoy quiero ayudarte a responder hablándote acerca de las 12 habilidades que hacen exitosa a la gente exitosa, así que te invito a coger papel y boli y valórate a ti mismo de 0 a 10 en cada una de ellas, para poder ver en cuáles debes mejorar o cuales directamente debes empezar a desarrollar.

Habilidad millonaria número 1: Leer.

Los CEO más importantes del mundo leen cincuenta libros al año. Mientras que la gente de promedio, probablemente ni siquiera lea uno. Recuerda, si no lees no pasa nada, pero si les pasa mucho. ¿Te das cuenta de la ventaja que supone sobre el resto de la gente que tan sólo lee un libro al año?. Mientras tu te limitas a leer un libro al año, y otros cincuenta ¿puedes imaginar lo que supondría en cuanto aprendizaje? Si quieres expandir tus conocimientos, tu potencial, debes leer. Leer te da la habilidad de aprender lo que a alguien le ha costado 30 años aprender. Cientos de horas, miles de horas, resumidas en lo que te cuesta leer ese libro, una, dos, tres horas. Te permite una expansión de conocimientos increíble.

El progreso humano se ha dado porque la gente ha cogido lo que alguien ya había aprendido y había escrito, lo ha leído y lo ha implementado, hasta mejorarlo.

Ejemplos prácticos de estos son los que veis en el día a día. Nadie puede construir un edificio si no estudia arquitectura. Nadie puede hacer una operación si no pasa unos años estudiando lo que alguien ha escrito acerca de medicina. Aprender y leer acerca de cómo otros han alcanzado el éxito te permite nutrirte de una forma increíble sobre la experiencia de otros, algo que vale oro. Recuerda, libro que no lees, libro que no te ayuda. Yo, por ejemplo, no soy un rápido lector, para nada. Mi mujer devora los libros a una velocidad pasmosa. A mí me cuesta leer, me cuesta coger velocidad en la lectura, pero aún así me las apaño para leer tres libros al mes, porque sé que eso es lo que me permite seguir creciendo. Seguir evolucionando. ¿Cuántos libros lees tú? Cuéntamelo debajo.

Habilidad millonaria número 2: Disciplina.

A nuestro cerebro no le gusta que salgamos de nuestra zona de confort. Disciplina significa poner por delante de todo nuestros objetivos, independientemente de cómo nos podamos sentir. Nuestros objetivos son lo primordial. Pero la disciplina la mayoría de las veces significa sacrificar nuestros placeres mas inmediatos. Si quieres hacer crecer un negocio, vas a tener que levantarte todos los días de la cama e ir a buscar a tus clientes. Si quieres ponerte en forma, vas a tener que hacer ejercicio diariamente y olvidarte de los «Cheetos». A muchos les cuesta desarrollar la disciplina porque no tienen un objetivo bien definido y sin una meta para lograr, es muy difícil no caer en las trampas de la satisfacción inmediata, como lo son esos 15 minutos extra en la cama cada mañana. Así que para desarrollarla disciplina te sugiero:

  • 1. Define bien lo que quieres conseguir, dale sentido a tu esfuerzo.
  • 2. Prioriza primero siempre las tareas que te acercan a tu objetivo.
  • 3. Elimina las distracciones.
  • 4. Busca a alguien con quien compartir tus progresos y que te empuje hacia adelante.
  • 5. Párate a revisar tus resultados de vez en cuando y compara, -«Ah, pues sí, estoy mejorando. Voy a continuar».

Empieza por cosas pequeñas. Convirtiéndolas en pequeños hábitos, en cosas con las que sí que puedas lidiar y luego ve avanzando. No te abrumes.

Puedes empezar levantándote 30 o 15 minutos antes por la mañana, o proponiéndote leer media hora al día, que pueden ser 10, 15, 20 minutos, pero iras mejorado hasta convertirlo en el hábito de leer una hora todos los días.

Mi hábito más productivo, por ejemplo, es el de levantarme todos los días entre las seis y seis y cuarto de la mañana y salir a caminar una hora con audios de formación. ¿Cuál es tu hábito? ¿Cuál es el hábito del que te sientes más orgulloso, el qué más te ayuda a progresar? Luego cuéntamelo debajo.

Habilidad millonaria número 3: Paciencia.

La mayoría sobrestima lo que puede hacer en un año. Todo el mundo se pone objetivos súper ambiciosos a un año vista, pero infravalora lo que puede hacer en cinco o diez años. La gente exitosa está dispuesta a trabajar muy duro día a día, para poder conseguir sus objetivos a 5 o 10 años. Y Es que hay demasiada gente que pretende alcanzar sus objetivos de la noche a la mañana. Pero créeme:

Si tus objetivos son grandes, te van a llevar su tiempo.

Y es que la mayoría de la gente no quiere escuchar esto, quiere escuchar que todo lo va a conseguir rápido. Pero te aseguro que lo que ves, por ejemplo, en redes sociales, qué te puede parecer un éxito repentino, en realidad y seguramente, tenga un trabajo detrás de 10 o 15 años. Yo tardé 10 años en alcanzar el éxito verdadero, rotundo y duradero en marketing multinivel, en mi carrera en MLM tardé 10 años en lograrlo. Hubo muchos baches, muchos tropiezos y mucho aprendizaje por el camino. ¡Paciencia! Toma acción constante, persistente y crece, aprende de la adversidad y ten paciencia. Si insistes, al final lo conseguirás.

Habilidad millonaria número 4: Automotivación.

La mayoría de emprendedores solemos tener que lidiar con un entorno que duda de nuestros grandes objetivos y muchas veces nos dejamos sabotear.

La automotivación es muy importante y se consigue encontrando en nuestro interior las razones reales, verdaderas y profundas, por las que queremos alcanzar nuestras metas y objetivos.

Esas razones son las que nos van a dar la energía para combatir al rechazo, a los baches, al escepticismo, a toda esa palabrería y a todos esos contratiempos que vas a encontrar por el camino. La decisión es tuya y sólo tuya. Pregúntate: ¿Cómo quieres ser recordado? ¿Qué legado quieres dejar? ¿Qué vida quieres darte a ti mismo o quieres darle a tus seres queridos? A tu familia. Piénsalo. Pregúntatelo. Es muy importante.

Habilidad millonaria número 5: Influencia y persuasión.

La gente exitosa es influyente. Debes influir en la gente para que entiendan tus ideas y las compartan. Influir en un equipo que te siga y que te apoye o influir en un cliente para a lo mejor ejecutar la venta. Primero deberas, sobretodo, entender los puntos de vista de otros para influirlos a tomar acción. Pero recuerda que la persuasión puede ser determinante en cualquier ámbito de tu vida. Y va muy relacionada con el hábito siguiente.

Habilidad millonaria número 6: Ventas.

Muy parecido a ejercer influencia, tu habilidad en ventas es determinante. Si quieres construir un negocio, vas a tener que aprender a vender sí o sí. Todo en esta vida, absolutamente todo son ventas, analicemos los escenarios:

  • Te vendes en una entrevista de trabajo.
  • Te vendes en una cita.
  • Te vendes cuando tratas de hacer que alguien haga algo.
  • Y cómo no, vendes cuando pones o tratas de colocar ese valor que puedes ofrecer en el mercado a cambio de dinero.

Vender es una habilidad que muchísimos rechazan aprender, pero te aseguro que es muy poderoso el poder conseguir que en cualquier momento alguien diga «Sí». Fórmate en ventas. Créeme que esta habilidad es prioritaria a la hora de emprender.

Habilidad millonaria número 7: Marketing.

Si vender es cerrar el trato, el marketing es poner a la gente delante de tu producto, servicio o lo que tengas que vender.

Hoy en día, si eres realmente bueno con redes sociales y marketing, con todas las herramientas que la tecnología ha puesto hoy a nuestra disposición, puede que muchas veces ni siquiera necesites de un producto para vender, porque serán otros los que vengan a hacerte ofertas para que pongas su producto delante de tu audiencia. Es muy importante desarrollar tu habilidad en marketing

Habilidad millonaria número 8: Enfoque.

Y me atrevería a decir que esta es una de las más importantes. La mayoría tiene el problema de distraerse demasiado fácil y eso nos aparta de lo que realmente podríamos conseguir. La habilidad de mantener el enfoque nos hace efectivos. Si de verdad quieres controlar tu resultado, vas a necesitar tener la capacidad de enfocarte en realizar las tareas que realmente si son importantes y apartar hacia un lado todo eso que no tiene relevancia, lo que no te aporta nada en el camino hacia tus objetivos, todas esas «moscas puñeteras», toda esa palabrería. Tienes que apartar todas esas tareas menores que parecen importantes, pero no lo son. Tal vez sean urgentes, pero no importantes, y debes centrarte realmente en lo que sí que te va a hacer avanzar hacia donde quieres llegar.

Habilidad millonaria número 9: Enfocarse a largo plazo.

Pregúntate, ¿Se basa tu vida en un círculo de satisfacciones cortoplacistas que realmente no te llevan a ningún lado, o se basa tu vida en una visión, un objetivo a largo plazo que te va a llevar hacia una vida mejor? Esta simple pregunta puede determinar tus resultados y marcar tu vida. Muchos se enfocan en pasar el mes de cualquier manera, ir cada día a trabajar, luego un poco de Netflix, sofá y cama, cobrar su nómina, gastársela y poco más. Y muchos otros son capaces de sacrificar los pequeños placeres del día a día, que la mayoría de las veces son innecesarios, por un futuro mejor.

Piensa en qué estás enfocando tu tiempo, dónde tienes puesta tu visión sobre ti.

Habilidad millonaria número 10. Gestiona tu dinero.

¿Si ganas 20.000€ al mes, qué eres pobre o eres rico? Una pregunta que te lanzo.

Pues depende. Depende, porque si ganas 20.000, pero te estás gastando 23.000. Eres pobre. En cambio, más vale ganar 5.000 y gastar solo 2.000. Pudiendo invertir esos 3000 que quedan en crecer, invertirlos en ti. Invertir en avanzar, en mejorar. Si en redes sociales ves a un millonario con un Rolls Royce es porque lleva años y años comprando, invirtiendo en activos, que le generan ese cashflow, que generan esa renta, como por ejemplo pueden ser inmuebles, como pueden ser las criptomonedas, como pueden ser negocios que te permitan comprarte tus caprichos. Incluso muchos como mi mentor Dan Lok, que se compro un Bentley como estrategia de marketing para que ese mismo capricho le generase más y más ganancias, y que además desgrava la compra de ese coche con su empresa.

Recuerda, haz que el activo compre el capricho.

Te dejo un vídeo por aquí para que lo revises donde tratamos este tema específicamente. Son mis negocios, son mis inmuebles, son mis criptomonedas los que compran mis propios caprichos. Que la verdad es que no son muchos, pero, ¿Cómo compras tú tus caprichos? ¿Los compras directamente o eres de esas personas que sabiamente compra el activo que puede pagar ese capricho? Cuéntamelo.

Habilidad millonaria número 11: Adáptate al cambio.

Un emprendedor exitoso debe saber adaptarse.

  • Cambios geográficos.
  • Cambios sociales.
  • Cambios tecnológicos.
  • Cambios financieros.
  • Cambios en el mercado.

Todo esta lista sigue y requieren de adaptación constante. Gigantes caen por no adaptarse, como ya le pasó a Kodak o como le pasó a Blockbuster, que pudo comprar Netflix por poco más de 50 millones cuando se lo ofrecieron. Y no sólo no lo compró, sino que eso lo llevó a la ruina porque dejó obsoleto a su negocio, y ahora Netflix vale billones de dólares y Blockbuster no existe.

Así que recuerda, lo único constante es el cambio. Aprende a adaptarte constantemente.

Si ves algo que puede tumbar tu negocio, coge esa idea y empieza a aplicarla. No te quedes atrás. Eso es probablemente lo peor que puedes hacer. Si no trabajas, acabarás como Blockbuster.

Habilidad millonaria número 12: Relaciónate con gente exitosa y valiosa.

La verdad es que esto nunca se valora lo suficiente, pero si te relaciones con gente con resultados mediocres, eso se convertirá en tu estándar irremediablemente.

Eres la media de las 5 personas con las que más te juntas. ¿Quiénes son? ¿Quiénes son esas 5 personas para ti? Párate un momento a pensar en ello.

¿Es gente que no acepta la mediocridad y que va a por todo, o es gente conformista que vería bien que no estuvieras alcanzando o avanzando hacia los objetivos que te propones? Piensa en esto, dale una vuelta, y si tienes que cambiar algunas cosas o algunas relaciones cámbialas. O si tienes que relacionarte con otra gente, aunque sea poquito a poquito, hazlo.

Busca personas que te apoyen, que vayan a empujarte, que vayan a animarte a conseguir tus objetivos, que no sean un lastre que te tire hacia atrás, sino que te puedan pegar ese «empujoncito» cuando lo necesites. Créeme que encontrar a gente que pueda apoyarte en la consecución de tus metas puede generar un avance revolucionario a la hora de conseguirlas.

¡Así que vamos a cambiar! Esto ha sido todo por hoy. Espero que hayas apuntado esa nota que te has puesto del 0 al 10 en cada una de las habilidades. ¿En cuál has puntuado más alto, en cuáles necesitas mejorar, cuáles ni siquiera considerabas importantes y vas a tener que empezar a desarrollar ahora? Cuéntamelo debajo.

Espero que te sea de ayuda el contenido de hoy, hecho para esas mentes ganadoras como la tuya. Por favor, compartirlo para seguir haciendo crecer nuestra comunidad. También aprovecho para invitaros a leer mi PDF gratuito “Los 4 pasos hacia tu libertad financiera” donde os detallo los primeros pasos que puedes tomar para empezar a recorrer el camino hacia la verdadera riqueza. 

Te dejo aquí abajo el video completo sobre lo que acabamos de ver, por si prefieres este formato.

Gracias por seguir aquí, conectados conmigo. ¡Un abrazo!

¡Comparte!